Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

El legado de la conquista y la colonización en Colombia dejó comunidades y culturas complejas, que  cautivan por su conocimiento ancestral.

Hamilton Mego

Peruano

Encuesta

¿Usa aplicaciones para dispositivos móviles con información sobre destinos cuando viaja por Colombia o en otros países?

Resultados
Get information
historia-museoOroBogota.jpg

Historia colombiana

Parque Arqueológico de San Agustín /Fot. http://www.flickr.com/photos/mario_carvajal/2851219262/sizes/l/.

Parque Arqueológico de San Agustín /Fot. mario_carvajal

Arqueología e historia

Colombia tiene una historia milenaria antes de la Conquista y en diversos lugares aún está vivo el testimonio de su pasado indígena. En San Agustín, departamento del Huila, se conservan monolitos de piedra que representan dioses y guerreros. En la zona de Tierradentro (Cauca), el viajero puede recorrer los hipogeos, complejos funerarios con cámaras subterráneas.

Desde el Parque Tayrona, en la costa Caribe, se asciende por un sendero empedrado hasta las ruinas de Pueblito, ciudad de piedra construida por los Tayronas, una avanzada cultura prehispánica cuyo legado de orfebrería se puede admirar en el Museo del Oro de Bogotá y el Museo de la Cultura Tayrona en Santa Marta.

Colombia tiene un valioso pasado arquitectónico y cultural que se conserva en muchas ciudades y pueblos.

Colombia precolombina

Más de doce culturas habitaron el territorio colombiano antes de la Conquista y dejaron testimonio del elevado nivel de desarrollo que alcanzaron. Ciudades y caminos de piedra, estatuas, urnas funerarias y refinadas piezas de oro y cerámica forman parte de la herencia que hoy nos permite conocer su forma de vida y creencias.

Los Muiscas, asentados en el altiplano cundiboyacense, eran un pueblo de agricultores. Fueron excelentes orfebres y alfareros y dejaron invaluables tesoros. El mito de El Dorado, que inspiró la conquista del interior del continente, tuvo su origen en la ceremonia de investidura del nuevo cacique que, cubierto de oro, se dirigía en una balsa hacia el centro de la laguna de Guatavita acompañado de sus sacerdotes.

La alfarería y orfebrería también se destacan en las culturas Quimbaya, Sinú, Tayrona y Calima. Sus obras se pueden apreciar en el Museo del Oro del Banco de la República, el Museo Arqueológico Casa del Marqués de San Jorge y el Museo Nacional, en Bogotá; el Museo de la Cultura Quimbaya en Armenia; el Museo de la Cultura Tayrona en Santa Marta y el Museo de la Cultura Sinú en Cartagena. En galerías especializadas se pueden adquirir réplicas elaboradas con las mismas técnicas que utilizaron los grupos indígenas.

Barrio La Candelaria, Bogotá /Fot. http://www.flickr.com/photos/trevino/3317622327/sizes/l/.

Barrio La Candelaria, Bogotá /Fot. trevino

Colombia colonial

Hacia la tercera década del siglo XVI, comenzó la fundación de ciudades. Se distribuyó la tierra entre los conquistadores, se organizó la explotación de las minas de sal, oro y esmeraldas y se implantó el cristianismo. Con la llegada de los españoles y el arribo de los africanos, traídos en calidad de esclavos, se afianzó el mestizaje.

A pocas horas de Cartagena de Indias se encuentra Mompox, puerto sobre el río Magdalena que se convirtió en centro del comercio y villa señorial. Su arquitectura produjo obras destacables como la Iglesia de Santa Bárbara o el Colegio Pinillos.

La capital del Virreinato se estableció en Bogotá, sede del gobierno español y de la alta jerarquía eclesiástica. En el barrio de La Candelaria y sus alrededores se conservan casonas y templos que guardan sus tesoros. Muchas de estas construcciones se han convertido en museos donde se pueden apreciar las manifestaciones artísticas y culturales de nuestros ancestros.

Popayán y Tunja conservan barrios coloniales llenos de encanto: sus iglesias guardan retablos barrocos forrados en laminilla de oro y en sus calles estrechas, plazuelas tranquilas y residencias señoriales se siente que el tiempo no ha transcurrido.

Por toda Colombia hay pueblos y ciudades que guardan invaluables tesoros arquitectónicos.

La posición estratégica de Cartagena de Indias, principal mercado de esclavos de Suramérica, hizo que la ciudad fuera codiciada por corsarios ingleses que con regularidad intentaban tomarla. Se construyeron fortalezas que la convirtieron en el puerto mejor protegido de América. En su recinto amurallado se conserva el centro histórico, con importantes construcciones civiles y religiosas, tesoros por los que fue declarada Patrimonio Histórico de la Humanidad.

Honda tuvo una gran importancia por ser punto intermedio en el ascenso de viajeros y de carga hacia Bogotá durante la Colonia y hasta el siglo XIX y aún conserva su hermosa arquitectura y sus empinadas callejuelas.

Por toda la geografía colombiana, hay pueblos y ciudades dispersos que recuerdan la importancia de las fundaciones del período colonial y guardan invaluables tesoros arquitectónicos, como Pamplona en Norte de Santander, Girón y Barichara en Santander, Villa de Leyva en Boyacá y Santa Fe de Antioquia, cerca de Medellín. En los lugares que fueron escenario de la lucha por la emancipación de España se encuentran reliquias que conmemoran las guerras de independencia.

La mezcla de razas ha aportado al país y al mundo expresiones culturales de gran valor en los campos de la música, las artes plásticas y las letras, como lo atestiguan escritores y artistas cuya obra se puede admirar en los museos, galerías, bibliotecas y espacios públicos del país.

.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and Tourism Fondo de Promoción Turistica Proexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport