Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

No hay nada mejor que descansar en una hamaca amarrada a dos palmeras, mientras se ve el atardecer y se disfruta de la brisa del Caribe colombiano.

 

John Smith

Canadiense

Encuesta

¿Usa aplicaciones para dispositivos móviles con información sobre destinos cuando viaja por Colombia o en otros países?

Resultados
Get information

Hamacas de San Jacinto: el arcoiris recostado entre las palmeras

La hamaca, una red de hilos entrelazados, de múltiples colores, que podría ser un arcoiris recostado entre las palmeras, es un producto artesanal que encontraremos como un elemento obligatorio de las casas en todos los rincones de Colombia, especialmente en la Costa del Caribe y en todas las regiones del clima cálido.

La hamaca de colores /Fotografía: Mario Carvajal/

La hamaca de colores /Fotografía: Mario Carvajal/

La hamaca sirve de cama, sofá, columpio y, hasta, de cuna para los bebés, pero, para los que probaron la comodidad de nuestras hamacas colombianas, la diferencia entre la cama y la hamaca resultará enorme.




La cama nos obliga a coger su costumbre, ajustándonos a ella, buscando el reposo en una sucesión de posiciones. La hamaca toma nuestra hechura, contaminase con nuestros hábitos, repite, dócil y suave, la forma de nuestros cuerpos. La cama es dura, parada, definitiva. La hamaca es acogedora, comprehensiva, ondulante, acompañando, tibia. […] La hamaca colabora con el movimiento de los sueños. Entre ella y la cama, hay la distancia de la solidaridad a la resignación. /Luis da Camara Cascudo. Rede de Dormir/

La hamaca es un elemento propio de las costas colombianas donde el clima del trópico hace de ella el sitio ideal para descansar al aire libre.

La hamaca era el lecho del indio. Del indio pasó al mestizo criollo. Es cama y sillón del hombre del pueblo. Viene de la más remota y profunda América. Forma parte esencial y por ello mismo de una filosofía de vida. /Arturo Uslar Pietri/.

Cuando Cristóbal Colón desembarcó en América, conoció por primera vez a la hamaca, llamada por los indígenas de las Antillas ini. Colón observaba con mucha curiosidad cómo los nativos descansaban plácidamente en ellas. Al regresar a España, se llevó algunas hamacas que resultaron muy prácticas para los marineros, ya que reducían el espacio destinado para las camas en los buques y mantenían a los tripulantes frescos a la hora del reposo.

En este clima tan cálido, no hay nada más agradable que descansar en una cómoda hamaca que no solamente es el elemento de la tradición colombiana, sino símbolo de la creatividad, tranquilidad y armonía de nuestro pueblo con las costumbres ancestrales.

Recuerda:
La mejor manera recomendada de acostarse en la hamaca, es hacerlo transversalmente (al revés), porque solamente así se garantiza la verdadera comodidad del sueño.
  • ¿Dónde se produce?: San Jacinto, Bolívar.
  • Región: Costa Caribe.
  • Material: algodón.

Si te gustan las Hamacas de San Jacinto, te puede interesar:

.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and TourismFondo de Promoción TuristicaProexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport