Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Encuesta

¿Usa aplicaciones para dispositivos móviles con información sobre destinos cuando viaja por Colombia o en otros países?

Resultados
Logo Fedec
Get information
imagen_parapente.jpg

Parapente en Colombia, fotografía: »JonNaTan« http://www.flickr.com/photos/jonnatan0636/3786276192/sizes/l/

Parapente

Un poeta francés escribió que “volar es mirar a los pájaros y sonreír sin envidiarlos, sabiendo que cuando se desee, se pueden abrir las alas para acompañarlos”. Volar, como acción es un sueño casi común de todos los hombres o el sueño natural, de dejarse llevar por esa sensación de libertad y entregarse a la voluntad del viento. O en otro contexto de la expresión, volar es ir más allá, dar rienda suelta a la imaginación hasta salirse de toda lógica.

Seguramente esas fueron las motivaciones de quienes crearon el parapente, sin duda, la actividad deportiva que más acerca al hombre a su vieja ilusión. Porque el vuelo en un ala de parapente es seguro, no contamina, permite el contacto persona y viento y como si fuera poco, es el deleite de los sentidos cuando se sobrevuelan los más espectaculares y exóticos paisajes.

Por la variedad de lugares, deportistas experimentados y empresas que ofrecen este servicio, Colombia se viene consolidando como un destino preferido para practicar el parapente.

Por la variedad de lugares, deportistas experimentados y empresas que ofrecen este servicio, Colombia se viene consolidando como un destino preferido para entregarse a las emociones del parapente, que contrario a lo que se pueda pensar, no es un deporte generador de vértigo, sino por el contrario, una tranquilidad plena en las alturas.

Lugares para volar en parapente en Colombia

Locaciones de Santander, Valle del Cauca, la región de Bogotá (departamento de Cundinamarca) y Medellín (departamento de Antioquia), principalmente, se constituyen entre las más indicadas para volar por las condiciones geográficas y de clima. Son lugares en los que se puede practicar el parapente todo el año, a excepción de los días de lluvia y que también reúnen las características de seguridad como la ausencia de cables, postes e instalaciones eléctricas.

Bogotá y los alrededores

Por su cercanía a Bogotá, los voladeros de los municipios de Sopó y Guasca son muy frecuentados los fines de semana, ya que no hay que esperar una temporada de vacaciones para ausentarse del trabajo y las obligaciones. Es fácil vivir ese encuentro alucinante con el paisaje a bordo del ala del parapente para los bogotanos y los visitantes de la ciudad, la libertad está muy cerca.

Valle del Cauca

En el departamento del Valle del Cauca está Territorio Paraíso, una zona enmarcada por las cordilleras Occidental y Central entre la ciudad de Cali y el municipio de Palmira. Allí se dictan cursos para quienes más allá de vivir la experiencia del pasajero quieren convertirse en aventureros y frecuentes huéspedes del viento.

Medellín y Antioquia

Cerca a Medellín por la vía a la región Caribe hay un cerro llamado Matasanos, por cuyas corrientes térmicas y la buena vista que ofrece de la ciudad y del Valle de Aburrá, se convierte en uno de los mejores escenarios de la región en donde parapentistas y aficionados gozan seguros su liberación.

Por las regiones en las que se practica, volar en parapente además de ser una de las experiencias más maravillosas, es la oportunidad para conocer hermosos paisajes, obteniendo vistas fabulosas y completas.

Santander

En el departamento de Santander, donde el Cañón del Chicamocha, asombroso lugar que parte la Cordillera Oriental, es uno de los más buscados para colgarse en el parapente y dejarse extasiar por la indescriptible doble sensación, la de emular los pájaros y divisar al tiempo el majestuoso entorno.

Además del Cañón del Chicamocha, donde se vuela por térmicas o corrientes ascendentes de aire caliente, en el departamento de Santander hay otras zonas reglamentadas como Las Vueltas y las mesas de los Santos y Ruitoque, cerca a la ciudad de Bucaramanga.

Características, seguridad y clases de vuelo

Las alas de parapente están especificadas para vuelos individuales o dobles. Los primeros los realizan pilotos experimentados y certificados por Fedeaéreos (Federación de Deportes Aéreos de Colombia) con no menos de seis años de experiencia. Los vuelos dobles o tándem, son aquellos en que va un pasajero y el piloto que se encarga de maniobrar el ala.

De la misma manera, por las condiciones climáticas, los lugares en los que se desarrolla parapente se conocen por dos modalidades de vuelo:

Vuelos dinámicos:
Los dinámicos son cuando hay un viento constante de frente que choca contra la montaña y genera ascendencia y la suspensión de los parapentistas.
Vuelos térmicos:
Los vuelos térmicos se hacen en zonas áridas en la que se producen ciclos de aire caliente que sube e impulsa el vuelo.

Y así como las condiciones del estado del tiempo deben garantizar la seguridad de los parapentistas, es lógico que el equipo de vuelo esté dotado con los implementos reglamentarios:

  • dos sillas con protección dorsal,
  • cascos,
  • paracaídas de emergencia
  • y radioteléfono.

Bajo el cielo de Colombia está garantizada la práctica del parapente, por los experimentados pilotos y los mágicos sitios para sobrevolar. Las condiciones se dan para abrir la puerta del sueño, entrar, cumplirlo y vivirlo.

Arriba, durante la suspensión del vuelo mágico, la sensación será indescriptible; mientras que abajo, y al mirar al cielo, el regocijo por comprobar que si los sueños existen, es porque se pueden cumplir; un momento para mirar las aves sin envidia, pero sí con la complicidad de quien es capaz de hacer lo mismo.

Si te gustan los deportes extremos en los paisajes fascinantes, también te pueden interesar:

.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and TourismFondo de Promoción TuristicaProexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport