Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Encuesta

¿Usa aplicaciones para dispositivos móviles con información sobre destinos cuando viaja por Colombia o en otros países?

Resultados
Get information

Inicio > Turista internacional > ¿Qué hacer? > Informes especiales > En bicicleta por el Parque de Los Nevados

En bicicleta por el Parque de Los Nevados

Haga click sobre la imagen para ampliarla El viaje en bicicleta por el Parque Nacional Natural de Los Nevados

El viaje en bicicleta por el Parque Nacional Natural de Los Nevados

Bajo el propósito de conocer los más increíbles lugares de la geografía colombiana, emprendimos nuestra travesía: recorrer parte del Parque Nacional Natural Los Nevados en un medio de transporte poco convencional en estas alturas: bicicleta o burrita, como cariñosamente llamamos a los caballitos de acero.

El Kumanday o Nevado del Ruiz tiene la altura de 5.321 metros sobre el nivel del mar.

El punto de encuentro con aquellos que se dejaron tentar con la majestuosidad del Parque Los Nevados, ubicado en el corazón del Paisaje Cultural Cafetero, fue un restaurante en la vía que conduce a Villeta. Siendo las 7:00 de la mañana y con el estómago satisfecho, al igual que el corazón, continuamos nuestro camino pasando por bellísimas poblaciones para, más adelante, desviarnos a mano izquierda, una vez pasamos Fresno, en donde se encuentra la entrada principal de éste mágico lugar de Colombia.

Allí El Kumanday, como se le conoce al Nevado del Ruiz, se yergue con sus ojos vigilantes a 5.321 metros sobre el nivel del mar.

Después de llenar nuestros pulmones de aire descontaminado, tomar fotografías mentales del lugar y seguir creyendo en que “Colombia es pasión”, todos los integrantes del grupo, 26 en total, seguimos el ascenso hacia Arenales, lugar que nos esperaba para hacer el campamento.

El Nevado del Ruiz es también conocido como El Kumanday.

Haga click sobre la imagen para ampliarla El viaje en bicicleta por el Parque Nacional Natural de Los Nevados

El viaje en bicicleta por el Parque Nacional Natural de Los Nevados

El frío que cala los huesos, se olvida solo con el simple hecho de pensar que al día siguiente la jornada en bicicleta requiere un esfuerzo físico que nos llevaría a los 4.600 msnm, al Caballete como es conocido este lugar a donde se llega luego de recorrer el famoso zigzag.

Ese día se despejaba mágicamente para poder admirar la imponencia del Nevado del Ruiz. Juan Diego, quien además de ser un gran amigo es nuestro guía de montaña, nos manifiesta su amor por el parque al cual lleva visitando durante mucho tiempo y es que este lugar de Colombia es capaz de dejar sin aliento a cualquier nacional y extranjero que decida visitarlo y más si se hace en bicicleta. La jornada aún estaba empezando y nos sentíamos llenos de fuerza, vida y alegría de poder recorrer los senderos demarcados por los funcionarios de la Unidad de Parques Naturales en nuestras burritas.

Frailejones, niebla, quebradas y hasta el mismo cóndor de los Andes se hacen presentes en esta mágica travesía de dos días que, sin duda alguna, enaltece el espíritu y fortalece el alma y nos llena de orgullo contar que este tipo de programas si se pueden realizar en un país con miles de historias para contar, con personas buenas que creemos en Colombia y que colombianos y extranjeros “colombianizados” radicados en nuestra tierra hacen de esto una realidad.

Haga click sobre la imagen para ampliarla El viaje en bicicleta por el Parque Nacional Natural de Los Nevados

El viaje en bicicleta por el Parque Nacional Natural de Los Nevados

Después de recorrer cerca de 50 kilómetros por las trochas y caminos de este Parque, llegamos a la hacienda en donde sus habitantes y trabajadores nos esperaban con una bandeja paisa sencillamente espectacular y en donde al calor de las aguas termales de la locación nos calentamos y preparamos para enfrentar el último día de descenso en bicicleta por estas fértiles tierras repletas de gente amable. Una cascada de unos 150 metros de caída se abría paso entre la niebla y nos despertaba con su imponencia y el rugir de sus aguas que alimentan los cultivos de yuca, fríjol, maíz y demás que se encuentran en esta zona.

El descenso lo iniciamos a las 10:00 de la mañana rumbo a Villa María, población reconocida por los chorizos que en ella se producen. Un cañón lleno de retazos de cultivos e imponentes cascadas nos deja “boquiabiertos” con su belleza, mientras sorteamos en nuestras bicicletas los obstáculos que nos ofrece el camino. Finalmente, Villa María abre sus brazos a este grupo de aventureros que decidieron dejar de lado el ruido de la ciudad para encontrarse con el silencio de la montaña y descenderla en sus burritas.

Luis Gabriel Tobón
Director Klay Adventures
www.kajuyali.com

.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and Tourism Fondo de Promoción Turistica Proexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport