Paisaje Cultural Cafetero

Escucha la playlist de Paisaje Cultural Cafetero

La tierra con el mejor café del mundo.

El Paisaje Cultural Cafetero colombiano esconde en sus montañas una historia de tradición y cultura que todos deberíamos conocer.

El Paisaje Cultural Cafetero fue reconocido por la Unesco como Patrimonio Mundial gracias a la riqueza natural que encierra y la cultura caracteriza. El carriel, el poncho, el sombrero, la amabilidad de los locales, la belleza de sus mujeres, sus pueblos encantadores y muchas cosas más hacen de este un lugar único, que además nos ofrece el mejor café, ese sin el que no podemos empezar el día. 

Aquí también es posible encontrar múltiples climas y ecosistemas, gracias a sus condiciones geográficas, convirtiéndose en una zona de conservación de la biodiversidad mundial. Siempre será posible sorprenderse con la belleza de los nevados o el mariposario, en el que habitan cerca de 1500 mariposas de 50 especies.

Una de las mejores experiencias es visitar el Valle del Cocora, un lugar maravilloso para respirar aire puro y que puedes recorrer a caballo mientras disfrutas de la vista, atravesando el bosque de niebla y observando las imponentes y hermosas palmas de cera, que pueden medir cerca de 70 metros y son consideradas el árbol nacional de Colombia. En este lugar mágico, que parece salido de una película, también puedes ver y fotografiar aves como el colibrí y hasta sembrar tu propia palma. 


La zona del Paisaje Cultural Cafetero comprende principalmente el área de tres departamentos: Quindío, Risaralda y Caldas, y una parte del norte del Valle del Cauca. Lugares llenos de riqueza en los que, además de sus hermosos paisajes, abunda la historia, como Salento, un pueblo con una arquitectura que atrapa y casas coloridas con balcones que lo convierten en el destino ideal para desconectarse, compartir con los locales y visitar sus alrededores. 

En esta zona del país podrás disfrutar de una verdadera experiencia de turismo agro, pues uno de sus más grandes atractivos son las haciendas cafeteras que, por varias décadas, han producido, procesado y exportado el mejor café del mundo: otra muestra más del ritmo y el encanto de Colombia. Alístate para tomar mucho café y sentir cómo el corazón se te acelera de alegría. 

Otro de los grandes atractivos del Paisaje Cultural Cafetero es la gastronomía típica: los frijoles son protagonistas, incluso se comen al desayuno en calentado, mezclados con arroz y huevo frito. Esta zona también es famosa por sus arepas de peto tostadas con un toque de mantequilla y sal; y no se puede dejar por fuera a la mazamorra paisa, es una sopa dulce con maíz blanco, leche y se le puede adicionar panela o bocadillo. Todas estas delicias son para chuparse los dedos y conquistar corazones de propios y extraños no solo por su delicioso sabor, también por su variedad y abundancia.

Uno de los tesoros más grandes de la zona cafetera de Colombia es la amabilidad de sus habitantes, personas sencillas y trabajadoras, embajadoras de la berraquera de los colombianos que siempre están dispuestas a ayudar y que transmiten su felicidad a todos sus visitantes recibiéndolos con una sonrisa. El Paisaje Cultural Cafetero hace parte del ritmo de un país diverso, entusiasta y dispuesto a ofrecer lo mejor a sus visitantes.

Anímate a disfrutar los planes turísticos del Eje Cafetero, sus paisajes, su riqueza y toda el ritmo que un lugar como este puede ofrecer.
 

¿Dónde puedo vivir la música en Paisaje Cultural Cafetero ?
  • Grita, festival de Rock de Manizales
  • Festival eje Rock en Pereira
  • Feria de manizales
  • Ferias de la cosecha
  • Bar La ruana
  • Arpeos, Llanos
    Llanos orientales

    Siente el ritmo de las llanuras colombianas.

  • Imagen de las construcciones en Ciudad perdida Magdalena
    Santa Marta

    Un paraíso para sentir el ritmo de Colombia.

  • Imagen de naturaleza en el paisaje cultural cafetero
    Paisaje Cultural Cafetero

    La tierra con el mejor café del mundo.

  • Imagen de una playa en San Andrés
    San Andrés

    La isla del ritmo y el encanto.

how