Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Colombia es un paraíso para el avistamiento de aves. Ya sea como actividad científica o simplemente experimental, es un destino asombroso.  

Helge Vjoorlo

Sueco

Encuesta

¿Usa aplicaciones para dispositivos móviles con información sobre destinos cuando viaja por Colombia o en otros países?

Resultados
Get information
interna_que_hacer_avistamiento_de_aves.jpg

Inicio > Turista internacional > ¿Qué hacer? > Naturaleza > Avistamiento de aves > Avistamiento de aves en la Cordillera Oriental de los Andes

Avistamiento de aves en la Cordillera Oriental de los Andes colombianos

Shining Sunbeam (Aglaeactis cupripennis)

Shining Sunbeam (Aglaeactis cupripennis) /Fot. Diego Calderón Franco/

La Cordillera Oriental de los Andes de Colombia es la más larga, extendiéndose incluso hasta Venezuela. Se encuentra dentro de los departamentos de Huila, Tolima, Cundinamarca, Boyacá, Santander, Norte de Santander y Cesar e, incluso, un poco en el sur de La Guajira y el occidente de Putumayo, Caquetá, Meta, Casanare y Arauca.

Esta cordillera limita al E con los Llanos Orientales, al W con el Valle del Magdalena, al S con el Macizo Colombiano y al N con las tierras bajas del Caribe y el Golfo de Maracaibo en Venezuela.

Aves libres en magníficos escenarios naturales.

Como sucede con las otras cordilleras en los Andes de Colombia, los hábitats de mayor presencia en estas montañas son bosque húmedo premontano y montano y páramos y se precipitan no más de 2.000 milímetros de lluvias anuales.

La capital de Colombia y otras grandes ciudades se encuentran en esta cordillera, perturbando fuertemente el paisaje. Incluso así, áreas muy vírgenes existen sobre todo en la vertiente oriental. Casi 15 áreas protegidas nacionales y más de 20 AICAs brindan protección a los ecosistemas de esta cordillera.

Observación de aves en la Cordillera Oriental de los Andes

Especie endémica Chesnut-bellied Hummingbird (Amazilia castaneiventris)

Especie endémica Chesnut-bellied Hummingbird (Amazilia castaneiventris) /Fot. Oswaldo Cortés/

Con una diversidad por encima de las 800 especies de aves, los Andes colombianos han sido categorizados como una de las zonas más ricas y diversas del planeta dentro del Biodiversity Hotspot llamado Tropical Andes.

La Cordillera Oriental ofrece a lo largo de sus montañas un poco más de 50 especies de aves únicas e interesantes. Varias áreas son muy atractivas para la observación de aves:

Bogotá y sus alrededores, por ejemplo, son una muy buena opción para ver aves endémicas dentro de la ciudad misma como la polla de agua Bogotá Rail (Rallus semiplumbeus), el hojarasquero Silvery-throated Spinetail (Synallaxis subpudica) y el cucarachero Apolinar's Wren (Cistothorus apolinari) así como muchas otras casi endémicas y/o amenazadas.

A unas pocas horas de Bogotá, la región de Soatá ofrece también una gran cantidad de endémicos como el mochilero Mountain Grackle (Macroagelaius subalaris), el colibrí Chesnut-bellied Hummingbird (Amazilia castaneiventris), el atrapamoscas Apical Flycatcher (Myiarchus apicalis) y el cucarachero Niceforo's Wren (Thryothorus nicefori).

Band-tailed Seedeater (Catamenia analis)

Band-tailed Seedeater (Catamenia analis) /Fot. Juan David Ramírez/

Otras especies endémicas o casi endémicas súper interesantes como el colibrí Black Inca (Coeligena prunellei) y el Recurve-billed Bushbird (Clytoctantes alixii) y la única ave extinta confirmada en Colombia, el zambullidor Colombian Grebe (Podiceps andinus), pertenecen también a esta cordillera.

La observación de aves dentro y en cercanías a Bogotá es de muy fácil logística. Visitar otras áreas más al norte requiere un poco más de viaje por carretera.

Descargas:

.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and Tourism Fondo de Promoción Turistica Proexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport