Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Encuesta

¿Usa aplicaciones para dispositivos móviles con información sobre destinos cuando viaja por Colombia o en otros países?

Resultados
Get information

Pueblos colombianos para enamorarse

Haga click sobre la imagen para ampliarla Barichara es uno de los pueblos más encantadores, con todas las comodidades para unos días en pareja./ Fot: Natalia Gómez Carvajal.

Barichara es uno de los pueblos más encantadores, con todas las comodidades para unos días en pareja./ Fot: Natalia Gómez Carvajal.

En Colombia, hay decenas de pueblitos mágicos en los cuales sentirse como cualquier personaje de Gabriel García Márquez es posible. Construidos en tiempos de la Colonia, cuando aún el país se estaba gestando, cada pueblito es, a su manera, una representación de la influencia española en su arquitectura y costumbres.

Barichara

Barichara significa lugar de descanso. Sus construcciones de blancas paredes se levantan sobre un suelo casi rojo que en verano es sólo polvo. En las noches, es un placer caminar entres sus calles y recovecos para descubrir la gastronomía típica de la región, mientras que durante el día, puede llenarse la maleta de artesanías locales en fique y cuero.

Villa de Leyva

Villa de Leyva es famosa por su vida alegre que comulga con el legado histórico de sus casas e iglesias. En las cercanías se recorren desiertos, se buscan fósiles, se visitan avestruces y se hacen cabalgatas. El pueblo está lleno de hoteles encantadores con excelente cocina y áreas para compartir en pareja. La vida nocturna es uno de los grandes atractivos, pues en la noche, Villa de Leyva se viste de fiesta.

Haga click sobre la imagen para ampliarla En medio de la calidez de Santa Fe de Antioquia se encuentran numerosas y pintorescas iglesias./ Fot: Carlos Suescún.

En medio de la calidez de Santa Fe de Antioquia se encuentran numerosas y pintorescas iglesias./ Fot: Carlos Suescún.

Santa Fe de Antioquia

Uno de los pueblos que mejor relata la historia de Colombia, es la amable Santa Fe de Antioquia, al occidente de Medellín. En medio del aroma de la fruta de tamarindo, se levantan restaurantes con una gastronomía única que sorprenden el paladar. Los paseos en carroza permiten conversaciones amenas, enmarcadas en calles rodeadas de una arquitectura muy peculiar.

En cada rincón de Santa Fe de Antioquia se escuchan historias de héroes, de amores fallidos y de amores eternos, que embelesan el oído. El romanticismo está en todas partes, en los detalles de la decoración de sus casas y hoteles, en las sonrisas de sus habitantes, en su clima cálido de tardes soleadas.

Mompox

Haga click sobre la imagen para ampliarla La historia de Mompox se asemeja a los de Cien Años de Soledad./ Fot: Carlos Suescún.

La historia de Mompox se asemeja a los de Cien Años de Soledad./ Fot: Carlos Suescún.

Mompox, en medio del río Magdalena, tiene una historia cautivadora. Era una de las ciudades predilectas de personas adineradas en tiempos de la Conquista. Fue concebida por sus creadores como un lugar paradisíaco de fachadas impecables, imponentes, dignas de su poderío. Un día, el río se desvió y convirtió la ciudad a orillas del río en una isla de difícil acceso, suspendida en el tiempo.

Esa es la historia del pueblito que inspiró los mejores escenarios literarios de Gabo, la que tiene historias y personajes únicos que son capaces de hacer dulces de limón que parecen esmeraldas.

Mompox está poblada de hoteles y hostales de fantasía, para hacer el viaje aún más memorable.

La Casa Amarilla, un hermoso hostal ubicado a orillas del río Magdalena, en una enorme casa colonial, cuyo patio se convierte en un escenario perfecto para descansar en una hamaca, leer un libro, aislarse y tener intimidad. Es un lugar perfecto para una pareja de enamorados que desean descubrir un destino fascinante, que quedó atrapado en el tiempo. La Casa Amarilla cuenta con servicio de alquiler de bicicletas, de manera que puede pasearse en la encantadora Mompox a bordo de ellas.

Guatavita

Haga click sobre la imagen para ampliarla Guatavita es un pueblito que encierra mágicas historias de oro e indígenas./ Fot: Wladimir Valdes.

Guatavita es un pueblito que encierra mágicas historias de oro e indígenas./ Fot: Usuario de Flickr Wladimir Valdes.

Mitos y leyendas llenan los oídos de los enamorados que pisan el suelo pedregoso de Guatavita. Este pueblito cercano a Bogotá ofrece una tranquilidad y belleza sin igual. Aunque fue construido en 1967, al ser trasladado de su ubicación original en el fondo del hoy embalse de Tominé, posee la belleza de los pueblitos de la Colonia española de hace más de 200 años.

Antes Guatavita quedaba donde hoy es el embalse de Tominé, por se reconstruyó unos kilómetros más hacia el norte.

Desde casi cualquiera de sus casas puede verse, brillante como una esmeralda bajo el cielo azul, la laguna de Guatavita, escenario de la leyenda del Dorado que hipnotiza la imaginación de personas de todo el mundo. Se dice que en el fondo se encuentran los tesoros que los Muiscas lanzaban para venerar a los dioses.

Encuentra el ambiente romántico de Colombia...

.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and Tourism Fondo de Promoción Turistica Proexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport