Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Inicio > Official Bloggers > Jorge Bela > El Palacio de la Carrera que es Calle

Somos una comunidad de extranjeros que vivimos y sentimos Colombia. Aquí encontrarás crónicas de nuestros viajes, llenos de vivencias, sensaciones, sabores, y olores de Colombia. Los invitamos a que conozcan nuestras experiencias.

(*) Colombia.travel y Proexport Colombia no se hace responsable por las opiniones personales presentadas por cada blogger.


Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en FlickerSíguenos en Youtube


Como tantas otras cosas en Bogotá, el Palacio de la Carrera no es lo que parece. Para empezar recibió su nombre no por estar originalmente ubicado en una carrera, ya que se edificó en una calle. Lo que sucede es que el nombre de esa calle era La calle de la Carrera, pues sobre ella se celebraban competiciones equinas. La segunda confusión se puede derivar de su aspecto solemne y su arquitectura clásica: es fácil imaginar que el edificio tiene una antigüedad considerable, si bien lo cierto es que en su mayoría, su configuración actual se debe a una reforma y ampliación casi total llevada a cabo a lo largo de los años 1970. La tercera confusión la puede generar la extraña torreta blanca que se encuentra en sus jardines. No se trata del capricho de un potentado, sino del observatorio astronómico mas antiguo de Colombia, construido en 1803 por el arquitecto capuchino Fray Domingo de Pedrés, y que contó nada menos con Jose Celestino Mutis como su primer director. La cuarta y más feliz sorpresa la constituye el que pese a su intensa vigilancia y su aspecto inexpugnable, la Casa Nariño, que es el nombre que hoy recibe el Palacio de la Carrera, y por ende la sede y vivienda oficial de los presidentes de Colombia, se puede visitar: tan solo es necesario planear la visita con antelación.

En efecto, basta seguir las instrucciones que se pueden obtener en este enlace. No es nada complicado, tan solo escribir un correo con los datos solicitados, y esperar al menos 5 días para obtener respuesta. Eso sí, los controles en la puerta son exhaustivos, y no se permite el ingreso con cámaras ni celulares. Mejor seguir las instrucciones mencionadas en la página web para no tener disgustos ni sorpresa en la puerta. La visita, sin duda, vale la pena.

Que nadie espere ver un palacio al estilo de los reales europeos, con pasillos interminables y sala tras sala que uno no sabe ni para qué sirve. Tampoco puede uno detectar el aroma a museo y decadencia que muchos grandes palacios europeos tienen: la casa Nariño es un palacio pequeño, hermoso y lleno de vida. Ya desde la puerta se puede sentir que muchas y muy importantes cosas suceden cada día en ese lugar. El trasiego de personas, civiles y militares, es incesante. Los controles meticulosos. Los encargados de la seguridad se comunican incesantemente con sus pequeños micrófonos y radios.

La visita es siempre guiada. En nuestro caso nos acompañó un oficial del ejército, y una persona que discretamente sigue al grupo asegurando la seguridad en todo momento. El Palacio está inmaculadamente mantenido: las paredes de un blanco brillante, los objetos decorativos como si alguien los hubiera acabado de pulir. El oficial nos fue mostrando las salas de recepción del primer piso, explicando su historia. En las paredes cuelga una excepcional colección de pintores modernos colombianos. En el segundo piso entramos nada menos que a la sala donde se celebran los consejos del gobierno: uno no puede evitar contener la respiración al entrar en tan imponente sala. En un momento de la visita vi una puerta, muy cerca de nosotros, donde dos soldados del batallón presidencial, vestidos de gala, hacían guardia. Pregunté al encargado de la aseguridad, y me confirmó que se trata del despacho del Presidente, que en esos momentos estaba allí despachando. Solo por eso valió la pena visitar La Casa Nariño, sede oficial de la presidencia de la república de Colombia.

Calificar el artículo
7 Votos

Comentarios

Invitado
Olga Diaz Martes, 22 Abril 2014

Que bonito! Mis hijas estudian en el Colegio Mayor de San Bartolomé a dos cuadras de la Casa de Nariño y cuando pasamos caminando por el frente siempre me preguntaban si podíamos entrar a la casa del presidente y yo siempre les he dicho !como se te ocurre¡. Pero con esto que has escrito ya mismo pido la cita. Muchas gracias

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Miércoles, 01 Octubre 2014
.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and Tourism Fondo de Promoción Turistica Proexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport