Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Inicio > Official Bloggers > Gorka Andueza > Mi primer contacto con Colombia

Somos una comunidad de extranjeros que vivimos y sentimos Colombia. Aquí encontrarás crónicas de nuestros viajes, llenos de vivencias, sensaciones, sabores, y olores de Colombia. Los invitamos a que conozcan nuestras experiencias.

(*) Colombia.travel y Proexport Colombia no se hace responsable por las opiniones personales presentadas por cada blogger.


Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en FlickerSíguenos en Youtube

Mi primer contacto con Colombia

Hoy voy a empezar a recorrer Colombia de una forma distinta. Haciendo un poco de  memoria ( y revisando mis apuntes) voy a recuperar como fueron mis primeros pasos en este país, en el cual por alguna razón me quedé a vivir.

No será un viaje organizado, trataré de llevar un orden medianamente lógico, pero iré intercalando anécdotas o relatos diferentes.

Tras recorrer una parte de la amazonía de Ecuador, Perú y Brasil, pasé un mes en Venezuela, con poco dinero en los bolsillos, muchas horas de bus para ahorrar en hospedaje pero con muchas y muy buenas experiencias.

Dejando atrás Venezuela, la salida hacia Colombia se complicó bastante, debido a unos cortes en la carretera y unos paros en protesta  a unas reformas por aplicar en Venezuela, la salida desde San Cristobal (Venezuela) hacia Cúcuta ( Colombia) estaba difícil. Muchas súplicas en la terminal pero al fin conseguí llegar a la aduana.

Los trámites de salida y entrada fueron muy fáciles. Las dos aduanas y por ende, los dos países están separados por el puente internacional Simón Bolivar. Este es un puente muy importante en temas de importaciones y exportaciones entre ambos países, y una vez cruzado a pie y sellado el pasaporte, me dispuse a ir a Cúcuta, ya con la noche encima.


Cúcuta es la capital del departamento de Norte de Santander, ciudad de algo mas de medio millón de habitantes y muy calurosa. Como casi toda ciudad fronteriza, dispone de mucho comercio de todo tipo; ropa, cambio de divisas, compra-venta de todo tipo entre otros...y por que negarlo, bastante contrabando, sobre todo de gasolina proveniente de Venezuela. Pero por otra parte, me sorprendió para bien esta ciudad. Ordenada, bastante limpia y a pesar de ser "pequeña", con varios lugares que visitar.

Tras el paso fugaz por la ciudad me dirigí al día siguiente hacia Bucaramanga, capital del departamento de Santander.

La ruta hacia Bucaramanga es muy bonita, pasando por la ciudad de Pamplona y subiendo y bajando entre paramos y cerros, lo que lleva a cambios de paisaje y de clima.

 

 

 

 

Una vez en Bucaramanga me encontré con Tania y unos amigos, y gracias a ese encuentro puede conocer un poco más de lo que hubiese conocido por mi cuenta.

La ciudad en sí , es como otra cualquiera,  no me llamó especialmente la atención, pero por otra parte pude probar por primera vez uno de los estandartes de la cultura y gastronomía de Colombia, las OBLEAS.

Básicamente son unas galletas de harina de trigo muy muy finas ( tipo ostia sagrada) de unos 20 cm de diámetro, que se rellenan de lo que se quiera, pero normalmente de queso y arequipe ( dulce de leche), pero con infinitas opciones. Yo pagué la novatada y la mía fue de arequipe, leche condensada y mermelada.Una bomba de azúcar. Después de visitar Floridablanca y Girón, bonitas poblaciones cercanas a Bucaramanga, especialmente Girón por su arquitectura, salí hacia San gil, a menos de 3 horas de la ciudad y camino a Bogotá.

San Gil y el Cañon de Chicamocha son uno de los puntos más fuertes del turismo en Colombia. Por su naturaleza expectacular, pasado colonial y por los deportes extremos.

A pesar de no realizar ningún deporte extremo, disfruté mucho de San Gil. Pueblo más o menos pequeño, arquitectura aún con aires coloniales y buen clima. A pocos minutos está Barichara, el pueblo más bonito de Colombia según muchos. Para mi no lo es, pero no le faltará mucho para serlo. Muy pequeño, casa blancas y coloniales, calles empedradas o de tierra y con buenas vistas.

De vuelta en San Gil, me tocó la segunda y tercera experiencia gastronómica: Canelazo y Hormigas culonas.

El canelazo es una bebida caliente a base de aguardiente, panela y canela, pero en mi ignorancia, obvié la parte del aguardiente y bueno...

Las hormigas culonas, como su nombre bien indica, son HORMIGAS y culonas, y se  comen !! Tras unas primeras dudas, me armé de valor y las probé. Están cocinadas y la verdad, ni mal ni bien. Me supieron a palomitas de maíz quemadas.

 

 

 

Y poco más sobre esta región tan verde y bonita.

Hay que tener precaución en los meses de lluvia, porque algunas carreteras se colapsan, pero por lo demás es muy fácil de llegar desde cualquier parte del país.

Una vez dejado atras San gil, me dirigí hacia Bogotá pasando por Boyacá...

Etiquetas: Sin etiqueta
Calificar el artículo
2 Votos

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Lunes, 21 Abril 2014
.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and Tourism Fondo de Promoción Turistica Proexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport