Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Somos una comunidad de extranjeros que vivimos y sentimos Colombia. Aquí encontrarás crónicas de nuestros viajes, llenos de vivencias, sensaciones, sabores, y olores de Colombia. Los invitamos a que conozcan nuestras experiencias.

(*) Colombia.travel y Proexport Colombia no se hace responsable por las opiniones personales presentadas por cada blogger.


Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en FlickerSíguenos en Youtube


Muchos días han pasado sin que escriba nada por aquí. Ando muy centrado con BOWL y la pereza me ha podido.

Pero aprovechando la oportunidad que me dio Proexport para realizar un nuevo Blogtrip, toca retomar la tarea.

Esta vez, después de muchos retrasos y cancelaciones, me correspondió viajar al Paisaje Cultural Cafetero.

Región que en parte ya conocía, pero que siempre es agradable regresar, siendo uno de mis destinos favoritos en el país. A falta de conocer muchos otros lugares, diría que junto a Boyacá, es el lugar que más recomiendo en Colombia.

Como novedad esta vez me tocaba viajar con otra persona, desconocida para mí, pero que resulto ser muy buena gente, a pesar de ser Francés (broma típica, que espero no hiera sensibilidades de más allá de los pirineos).

Llegar al aeropuerto El Dorado un fin de semana se complica un poco por la menor cantidad de autobuses del transmilenio (desde la estación de ALCALÁ, se puede tomar el K23, pero solo circula de lunes a viernes). De todas formas, con un par de transbordos se llega rápido. Lo recomiendo si o si, ya que si hay mucho tráfico, llegar al aeropuerto en taxi puede hacerse eterno. Con la nueva ruta por la calle 26 es muy rápido. Eso si, el bus NO llega hasta el aeropuerto. Una vez en el PORTAL EL DORADO (que está pasando la avenida CALI), hay que tomar el alimentador del aeropuerto, que si bien no es lo más cómodo por la falta de espacio para maletas…, es bastante rápido.

Ya en el renovado aeropuerto, me resultó muy fácil ubicar la zona de vuelos nacionales, aun en obras, pero bastante ordenado y limpio.

Con un retraso de un par de horas, partimos hacia el aeropuerto de Pereira.

Allá nos esperaban los guías de LIVING TRIPS, la empresa de turismo que nos iba a colaborar en todo el viaje. Julián y Claudia fueron los encargados de hacer de este primer día una excelente experiencia.

El Paisaje Cultural Cafetero incluye los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindio. Tiene unas carreteras muy buenas comparando con otras regiones y es muy fácil moverse de un lugar a otro.

Decir que  todo queda a “unos 20 minutos”. Cada vez que preguntábamos a que distancia quedaba tal o cual lugar, esa era la respuesta. Aunque la verdad, nunca fue mucho más.

La primera parada fue la HACIENDA VENECIA, finca cafetera, con alrededor de 200 hectáreas, Muy cerca de Manizales.

Sala espera aeropuerto

alrededores de la hacienda

Dejando la vía principal, se toma un desvió por un camino sin asfaltar que nos deja a las puertas del “hostal” que tiene la Hacienda. Una casa bonita, adaptada  al turismo menos exigente, con piscina, salón comunal y buena energía

De aquí, salimos en un 4x4 hacia la hacienda propiamente, cruzando un rio. Una casa de estilo completamente de la zona, paisa. Casa en madera, guadua (tipo de caña local) y muy colorida en los detalles de los balcones y puerta-ventanas.

El color de la casa, tradicionalmente se debía a la tendencia política de los dueños, rojo o azul, según fuera liberal o conservador. Con el tiempo, y cansados de peleas, mucha gente, ajena de esta guerra inútil, decidió cambiar los colores tradicionales, y por este motivo se pueden ver casas con detalles en verde, naranja, rosa etc…

La hacienda en sí, es preciosa, las vistas magnificas a todo el valle, verde y nublado en esta época, pero un sitio ideal para vivir. Después de almorzar una bandeja paisa, comenzamos un pequeño tour por los terrenos cafeteros. Nos explicaron la historia y origen del café, las razones por las que el café se da tan bien en esta parte del mundo, y especialmente en Colombia y otras muchas cosas.

El fruto rojo, ya maduro

Poder caminar entre los cafetos (el árbol del café), ver el fruto, el terreno lleno de barro te da una idea de cómo es el trabajo diario de los recolectores. Generalmente hombres adultos que reciben entre 300 y 400 pesos colombianos (unos 25 céntimos de euro) por cada kilo de fruto recogido (uno a uno).

Este café recolectado aquí, va mayormente a Japón, como la mayoría del café Colombiano, que va al extranjero, dejando las “sobras” para el consumo interno.

Después de ver los cultivos, nos mostraron la maquinaría para la transformación del fruto en grano, donde ellos lo dejan en verde, listo para tostar. Pero ese paso ya se realiza en otros lados.

Más adelante, en otro post, hablaré más concreto sobre el café en sí mismo.

Dejamos atrás la hacienda, y nos dirigimos al lugar donde pasaríamos las 2 noches siguientes.

La Hacienda SAN JOSE.

Otra casa espectacular, esta vez con estructura más colonial, pero muy bien conservada y decorada. Puro lujo. Las habitaciones con una decoración diferente entre si, pero que guardan mucha de la tradición religiosa del lugar. En mi caso, la habitación estaba llena de crucifijos, imágenes de santas… muy al estilo convento.

Mi habitación

Hotel hacienda San José

Hotel hacienda San José

Allí mismo nos dieron de comer, junto a la piscina y una terraza muy acogedora.

Y después de unas cervezas, a descansar ya que al día siguiente tocaba madrugar otra vez para seguir conociendo la región.

Calificar el artículo
1 Voto

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Lunes, 20 Octubre 2014
.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and Tourism Fondo de Promoción Turistica Proexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport