Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Inicio > Official Bloggers > Eloy Quirós > Un paseo por el Museo del Oro

Somos una comunidad de extranjeros que vivimos y sentimos Colombia. Aquí encontrarás crónicas de nuestros viajes, llenos de vivencias, sensaciones, sabores, y olores de Colombia. Los invitamos a que conozcan nuestras experiencias.

(*) Colombia.travel y Proexport Colombia no se hace responsable por las opiniones personales presentadas por cada blogger.


Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en FlickerSíguenos en Youtube

Un paseo por el Museo del Oro


Con razón es uno de los más afamados y visitados de Colombia, albergando una colección de objetos realmente espectacular. Cuando lo visites, presta mucha atención a dos de los objetos más fascinantes de toda la exhibición:

El Poporo de Oro. A mediados del S. XIX se descubrió una cueva subterránea en el noreste antioqueño en la que se halló uno de los objetos más curiosos y, con el tiempo, más populares dentro y fuera de Colombia, el poporo quimbaya.

Este recipiente se empleaba para mambear la hoja de coca hasta conseguir una forma de polvo utilizado en las ceremonias religiosas. El proceso de mambeado dependía de la región y las costumbres, pero lo usual era mezclar la hoja de coca con cal o cenizas de diferentes plantas para extraer todos sus alcaloides. Este es un proceso natural que forma parte de los ritos religiosos de las tribus indígenas y que aún perdura en nuestros días. En la Guajira colombiana utilizan cal, en Perú utilizan cenizas de plantas como la quinua o quínoa, mientras que numerosas tribus amazónicas mezclan las hojas con cenizas de yarumo.

 

 

La Balsa Muisca. En el tercer piso, la sala de Ofrendas custodia otra de las piezas más importantes del museo, un tunjo (ofrenda de oro) que supuestamente se arrojaba como dádiva a la laguna de Guatavita.

La pieza se encontró en Pasca en 1969 y debido a que está fundida en oro y cobre no ha podido datarse un periodo exacto, aunque se cree que se elaboró entre el 600 y 1.600 dc.  

La balsa representa la ceremonia de proclamación de un líder muisca, en la que el heredero era cubierto de polvo de oro y sus pies rodeados de oro y piedras preciosas, que posteriormente arrojaba en el centro de la laguna en una especie de ofrenda a los dioses. En la balsa de juncos que le conducía hasta el corazón del lago le acompañaba el cacique ataviado con plumas, coronas y brazaletes y escoltado por varios soldados. La ceremonia finalizaba en tierra, con danzas y bailes tribales.

Además de estos dos importantes objetos, existió otra balsa famosa, la Balsa de Siecha o Balsa Quimbaya. En el año 1856 (mucho antes de descubrir la Balsa Muisca) se vació parcialmente la laguna de Siecha y se encontraron varios objetos que hicieron brotar y crecer las ya numerosas leyendas existentes acerca de El Dorado colombiano. Entre las diversas piezas y piedras preciosas se encontró una pequeña balsa de oro, a la que se relacionó directamente con los antiguos rituales de El Dorado. La balsa se vendió a un museo germano y posteriormente se perdió en un incendio. Esta pieza era muy parecida a la Balsa Muisca que actualmente se conserva en el Museo del Oro.

Museo del Oro
Parque de Santander,
carrera 5ª esquina con calle 16
Bogotá

Etiquetas: museos, bogotá
Calificar el artículo
2 Votos

Comentarios

Invitado
Joselito1967 Martes, 01 Julio 2014

ojala,sigan conservando esculturas como estas para que nuestra generacion,tenga el placer de admirarlas,y de paso conocer mas de nuestras culturas.

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Martes, 02 Septiembre 2014
.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and Tourism Fondo de Promoción Turistica Proexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport