Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Inicio > Official Bloggers > Álvaro Jiménez Arques > Amazonía colombiana y Triple Frontera (I)

Somos una comunidad de extranjeros que vivimos y sentimos Colombia. Aquí encontrarás crónicas de nuestros viajes, llenos de vivencias, sensaciones, sabores, y olores de Colombia. Los invitamos a que conozcan nuestras experiencias.

(*) Colombia.travel y Proexport Colombia no se hace responsable por las opiniones personales presentadas por cada blogger.


Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en FlickerSíguenos en Youtube

Amazonía colombiana y Triple Frontera (I)

Existe una ciudad de nombre Leticia, que se encuentra 730 km al sur de Bogotá. Con casi 40.000 habitantes constituye la capital del Departamento del Amazonas de Colombia y, a pesar de estar totalmente aislada por carretera del resto del país, cobra importancia como puerto fluvial en medio de la triple frontera que forman los límites del Perú, Colombia y Brasil.

Aguas turbias

Unas amigas, Virginia y Gaelle, habían reservado un paquete de viaje para pasar unos días allí, en medio de la selva, donde poder realizar diversas actividades, tales como avistamiento de delfines, escalada de árboles, caminatas, etc. Me lo comentaron una noche cenando en casa y sin pensarlo dos veces nos sumamos al paseo Adrián, Inés, Menchaca y yo. Como lo reservamos algo más tarde que ellas y además coincidían las fechas con lunes festivo, los tiquetes aéreos aumentaron un poco el precio. Menchaca e Inés fueron con la antigua Aires (ahora LAN Colombia) y el resto fuimos con Copa Airlines. Avianca no tiene conexión con Leticia.

Salimos desde El Dorado (BOG) y en un par de horas de vuelo tranquilo aterrizamos en el Aeropuerto Internacional General Alfredo Vásquez Cobo (LET). Es fácil imaginarse desde el aire lo vasto de la selva amazónica; con el cielo despejado la vista es sobrecogedora al encontrarse uno sobrevolando un océano de árboles repetidos hasta perderse por los cuatro horizontes, sin otra presencia humana más que la sombra volátil que el propio avión proyecta sobre sus copas.

Navegando Rio
Navegando el río Amazonas con Marino

Para entrar en Leticia hay que pagar una cantidad en concepto de Tasa de Contribución al Turismo, que estará en torno a los 20.000 pesos, si no recuerdo mal. Una vez allí, y según lo convenido en el paquete, unos taxis nos esperaban para llevarnos al puerto, desde donde en una lancha fluvial, rápida, estrecha y de poco calado, llegaríamos hasta el complejo de malocas 'Amacayacu'. El patrón de la lancha, llamado curiosamente 'Marino', navegó contracorriente con pericia esquivando los troncos, las ramas y el follaje flotante que el río transportaba a gran velocidad y en poco más de una hora y media alcanzamos nuestro destino. En ese primer momento el contacto con el río más largo, caudaloso, ancho y profundo del planeta fue impresionante. Yo, que estoy acostumbrado a las manejables dimensiones de la ría de mi ciudad natal, Bilbao, y al río Asón que desemboca en la Bahía de Santoña, me quedé más que asombrado de la inmensidad del río Amazonas; bien pudiera ser un mar.

Al fondo, orilla peruana del Amazonas

 

Las malocas están elevadas unos metros del suelo, al nivel que alcanza el río durante su época de crecida, entre noviembre y mayo. Las hay privadas y comunes, con literas cómodas y bien dispuestas y mosquiteros casi herméticos. Al llegar nos dieron una pequeña charla de introducción al Parque Natural Nacional Amacayacu, como es habitual en los parques naturales colombianos, y nos ofrecieron la posibilidad de hacer una travesía nocturna en balsas por unos canales en torno al complejo.

Luna a través de la selva

La oscuridad habría sido absoluta de no ser por la luna llena, la más grande de los últimos 19 años, que a veces asomaba entre las nubes, y por las linternas con las que intentábamos escudriñar entre la maleza. Fue una experiencia relajante y fuera de lo habitual. Nos reímos al percibir de fondo, entre el sonido perpetuo, bullicioso, de coro ingobernado, de los batracios y de las aves, completamente fuera de contexto, la melodía de Memories, de David Guetta. Los guías nos explicaron que al ser sábado, los habitantes de la aldea más próxima estarían rumbeando. Y es que en Colombia, la alegría y la rumba llegan incluso hasta sus lugares más insólitos.

continuará..

Etiquetas: Sin etiqueta
Calificar el artículo
1 Voto

Comentarios

Invitado
Francisco J Alonso Sábado, 22 Septiembre 2012

La distancia entre Bogotá y leticia, es de 1.094 kms. no, 730 kms.

Invitado
cintia ribeiro fernandes Martes, 25 Septiembre 2012

adorei

Invitado
amorosa Sábado, 10 Noviembre 2012

Me gustaría viajar por la amazonía:p

Invitado
jjorgegiraldo Sábado, 09 Marzo 2013

Es mejor Inirida, sin demeritar Leticia

Invitado
geperfo Domingo, 26 Mayo 2013

el amazonas colombiano es mucho mas importante por su potencial ecoturistico y comercial.sus comunidades indigenas y su rio amazonas,parque amacayacu isla de los micos-pueblo de tabatinga en brasil son destinos obligados para conocer los espero en leticia un paraiso de selva amazonica.

Invitado
hector garcia a Jueves, 26 Junio 2014

Colombia y su gente lo maximo

Invitado
JHON FRDY SANCHEZ Miércoles, 09 Julio 2014

OBVIAMENTE SI HABLAN COSA CONTRARIA DEL AMAZONAS ES POR QUE NO LA CONOCEN Y DESVALORAN LA RIQUEZA EN TODOS LOS SENTIDOS QUE TIENE ESTA PARTE DE COLOMBIA NO SOLO PARA EL PAIS SINO PARA EL MUNDO ENTERO....PUES ES PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD...AMAZONAS TIERRA DE ENCANTOS, COLORES... Y MUCHO MAS...
QUIERES HABLAR DE ELLA VISITALO¡¡¡¡¡¡ENTONCES PODRÁS OPINAR

Deja tu comentario

Invitado
Invitado Lunes, 01 Septiembre 2014
.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and Tourism Fondo de Promoción Turistica Proexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport