Ir al contenido

Colombia Guía oficial de viajes

Get information

Inicio > Informe especial > Colombia: un tesoro prehispánico

Colombia: un tesoro prehispánico

Uno de los rasgos característicos de Colombia es su riqueza precolombina. Cientos de parques arqueológicos y museos en el país deslumbran a sus visitantes con las más variadas muestras de las civilizaciones antiguas que habitaron nuestras tierras.

Figura de piedra de San Agustín

Figura de piedra de San Agustín

El turismo arqueológico por nuestras diferentes regiones permite descubrir las huellas que dejaron las sociedades y culturas que habitaron nuestros territorios, sus modos de vida, su forma de organización, su grado de desarrollo, su alimentación, sus creencias y sus construcciones.

Protegidos por los valles, montañas y zonas selváticas de Colombia, existen hoy valiosos legados de nuestros antepasados como tumbas precolombinas, estatuas gigantes de piedra, pinturas rupestres y objetos de orfebrería que pertenecieron a culturas tan diversas como los Tairona en la Costa Caribe y los Calima, en el occidente del país.

Balsa Muisca en Bogotá

En Bogotá, en pleno centro de la ciudad, nos topamos con una maravillosa pieza de la cultura Muisca que reposa en el Museo del Oro: la Balsa Muisca.

La figura, elaborada en oro que data de 1200 y 1500 D.C. evoca la leyenda del Dorado y al Cacique de Guatavita. Piezas tan significativas y escasas como esta eran utilizadas como ofrenda en ceremonias rituales.

Parque Arqueológico de Facatativá

No muy lejos de Bogotá, a 40 kilómetros de la sabana, está el Parque Arqueológico Las Piedras del Tunjo de Facatativá. El Parque tiene la superficie de 40 hectáreas, en las cuales se pueden encontrar abrigos rocosos, pintura rupestre y maravillosos paisajes.

En el Parque se encuentran inmensas rocas metamórficas, resultado de la intensa presión de la tierra que, con el desarrollo de la litosfera, terminaron el piso de un gran lago que probablemente cubría la sabana de Bogotá.

Los sesenta murales de pinturas rupestres están esparcidos irregularmente por todo el Parque de Facatativá.

Parque Arqueológico Alto de los Ídolos y el Alto de las Piedras

Hacia el occidente del país, encontramos gran cantidad de evidencias de las culturas prehispánicas. La región que hoy corresponde al Huila, tiene incrustada entre su geografía el Parque Arqueológico Alto de los Ídolos y el Alto de las Piedras.

En el Parque Arqueológico Alto de los Ídolos, declarado el Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se encuentran los conjuntos funerarios mejor conservados de la cultura agustiniana. El Parque se destaca por sus características muy particulares en la representación de esculturas antropomorfas y zoomorfas, sus dimensiones, presencia de sarcófagos y tinas ceremoniales de piedra y la pintura, tanto en las estatuas como en los muros de los sepulcros y templetes.

Localizado a 10 kilómetros al norte se encuentra el Alto de las Piedras formado por cuatro esculturas y tumbas que conservan aún sus colores originales. De las esculturas allí encontradas, sobresale la figura de un personaje humano con colmillos que tiene sobre su cabeza y cuerpo otra representación de un personaje con rasgos humanos y de animal.

En el Parque Alto de las Piedras, sobresale la figura de un personaje humano con colmillos que tiene sobre su cabeza y cuerpo otra representación de un personaje con rasgos humanos y de animal.

Parque Arqueológico San Agustín

La región huilense cuenta además con San Agustín: el misterio tallado en piedra. Este parque es admirado por expertos arqueólogos en todo el mundo por las quinientas imponentes estatuas en piedra talladas de acuerdo con la mitología de los escultores indígenas.

La mayor parte de las estatuas forman parte de las piezas fúnebres de los antiguos pobladores de esta región y se relacionan con los ritos funerarios, con el poder espiritual de los muertos y con el mundo sobrenatural.

Parque Arqueológico de Tierradentro

En límites entre el Huila y el Cauca, como si las culturas prehispánicas hubiesen elegido preferentemente las montañas del occidente del país para asentarse, está el Parque Arqueológico de Tierradentro formado por tumbas individuales y colectivas.

El Parque está distribuido entre: Altos Segovia, Alto del Aguacate, Alto de San Andrés, Alto del Duende y El Tablón, en cada uno de estos picos encuentran los hipogeos (tumbas) adornadas con escultura, pintura y decoraciones murales con motivos geométricos en rojo y negro sobre blanco.

Museo Arqueológico de Calima Darién

Cerca de Cali se encuentra el Museo Arqueológico de Calima Darién que recopila piezas provenientes de la cultura Calima.

Un poco más al occidente, cerca de la ciudad de Cali, con el fin de recopilar piezas diversas de la cultura Calima y de recrear la vida de sus miembros, fue creado el Museo Arqueológico de Calima Darién.

El museo ofrece un recorrido por su sala de exposiciones en el que se exhiben cerámicas de diferentes colores, piezas de orfebrería, vasijas y demás objetos que recrean un verdadero viaje a través de 10.000 años de historia.

Ciudad Perdida

Para terminar el recorrido al norte de Colombia, en la costa atlántica del país, llegamos a la Ciudad Perdida de Santa Marta.

La Ciudad Perdida estaba conformada por más de 250 terrazas distribuidas en ocho “barrios”, en cuyo espacio sus habitantes podían vivir, trabajar y realizar las ceremonias religiosas.

El Parque Arqueológico la Ciudad Perdida, conocido también como Teyuna, se encuentra ubicado en la Sierra Nevada, sobre una de las márgenes del río Buritaca.

A la Ciudad Perdida se accede, atravesando bosques llenos de exótica fauna y flora, puentes colgantes, montañas y cascadas. Allí, entre una selva tropical y árboles de 40 y 50 metros de altura se encuentran las ruinas del gran imperio Tayrona, caracterizadas por una sofisticada integración entre la naturaleza y la civilización y una maravillosa arquitectura en piedra.

Los sectores de la ciudad estaban comunicados a través de una red de caminos empedrados y escaleras ubicadas en las laderas que garantizaban el acceso a los campos de cultivos.

Esta gran riqueza arqueológica demuestra que sea en el centro, el occidente o el norte del país, el turismo arqueológico en Colombia es una experiencia inolvidable que permite vivir el pasado de otras culturas. Los recorridos por los diferentes lugares que evocan a nuestros ancestros dan la opción a los visitantes de conocer sus artes y sus ciencias, a través de las cuales se puede descubrir también su forma de ver el mundo.

Si te interesa el tema, conoce más acerca del lo precolombino en Colombia:

.
CON EL APOYO DE:

Ministry of Commerce, Industry and TourismFondo de Promoción TuristicaProexport entidad que promueve el turismo, la inversión extranjera y las exportaciones en Colombia

Más Portales Proexport