COMPARTIR ESTE ARTICULO 

Providencia, destino de naturaleza y cultura

providencia

Foto por: julkastro

Los ojos se deslumbran ante el arcoiris marino de siete azules, que han hecho famosa a esta isla; esto gracias a su origen volcánico y su barrera arrecifal. Por donde se le mire,Providencia y Santa Catalina desbordan belleza: colores infinitos en la superficie, paisajes submarinos llenos de vida y manglares que tiñen de verde y se hacen salacunas de diminutos peces coloridos.

El Parque Natural Old Providence Mac Bean Lagoon fue declarado Reseva de la Biósfera Sun Flower en el año 2000, por la UNESCO.

Su Parque Natural Old Providence y Mac Bean Lagoon, ganó el título de Reserva de la Biósfera Sea Flower el año 2000. Los isleños limitan la construcción y son propietarios de toda la oferta hotelera, para reducir los impactos ambientales del turismo, tarea que hacen de la mano de los viajeros que conocen esta maravilla natural.

Una de las mejores experiencias del viaje es conocer a los providencianos, los habitantes de esta isla. Son gente amable, sonriente, amante de la música y la gastronomía y dispuesta a compartir los secretos de la vida isleña con los turistas.

Cultura criolla y vida musical

Lo más encantador de Providencia es toparse, a cada paso, con personas que sonríen a los viajeros desde la puerta de sus casas y con niños de piel de ébano y dientes de diamante que juguetean en el mar, donde gran parte de su vida tiene lugar.

Los isleños viven, principalmente del turismo y la pesca. El mar los provee de alimento, paisajes y actividades distracciones. Por su historia de colonización inglesa, holandesa y española, poseen tradiciones como tomar el té, hablar creole (una variación caribeña del inglés con raíces africanas) y el amor a la música.

Los habitantes de Providencia y Santa Catalina son alegres amantes de la música y la danza.

Aún conservan sus bailes típicos, entre los cuales se encuentran el vals, cuadril, scottische, mazurca y polca, aunque vibran aún más por ritmos como el reggae, la socca, el calypso y ritmos del interior de Colombia como el vallenato, la salsa y el merengue, entre otros.

Su cultura también se refleja en su arquitectura cuyo estilo permanece desde la colonia. Casas de madera caribeñas y coloridas ostentan tallas hechas a mano de peces y cangrejos que homenajean al mar. No hay altos o grandes estructuras de cemento. ¡Un paraíso perfecto para descansar!

Tour en Providencia y Santa Catalina: por tierra y por mar

Playa de Providencia en el embarcadero / Fot: Carlos Sueskún.

Playa de Providencia en el embarcadero 

Por tierra

En Providencia, la vía más importante es la circunvalar, que rodea toda la isla. El primer lugar que debe visitarse, para ajustar el transporte y abastecerse, es el centro, conocido como Santa Isabel. Ahí están varios supermercados y la oficina de turismo. Por la misma vía hacia el suroeste, se llega a Old Town, la población de mayor antigüedad.

De ahí se sigue el camino hacia Fresh Water Bay (Aguadulce), donde hay cabañas para el hospedaje y una pequeña zona de restaurantes. Por el mismo camino, se accede a Bottom House (Casa Baja), caserío que da entrada Manchanel Bay (Manzanillo), las mejores playas de Providencia.

Por Mar

Este recorrido roba el aliento de los turistas amantes de la naturaleza. Empieza en el embarcadero junto a Santa Isabel y llega hasta la Cabeza de Morgan, Piedra tallada por el viento y el mar que semeja un rostro humano. Así se rodea la siempre verde Santa Catalina, separada de Providencia por un dique artificial construido por el pirata Morgan, para la defensa de los invasores.

Al salir de ahí se divisa Crab Cay con su embarcadero colorido que da la bienvenida al parque Natural Mac bean Lagoon. Al igual que el cayo de los Tres Hermanos, es un lugar excelente para el snorkeling por su diversidad de fauna. El recorido continúa en bote hasta Manzanillo donde se puede probar la gastronomía local. El resto del paseo consiste en disfrutar la vista y la brisa caribeña.